Unidos por la educación

El blog de Unidos por la educación para TIC, OE y RE.

domingo, 26 de abril de 2015

Práctica OE y RE. Aspectos positivos y negativos LOMCE

Comencemos diciendo que la LOMCE le da más importancia a las asignaturas troncales en detrimento del resto, de las que coloquialmente han sido llamadas “Marías” y es que, matemáticas, lengua y ciencias ganan un enorme peso. Quizás sea casualidad que en el informe PISA se midan estas mismas áreas de conocimiento y es que ello puede llevarnos a pensar que estemos valorando las materias con el objetivo de alcanzar a los vecinos de la OCDE para que así,  España salga mejor parada en las comparaciones educativas europeas. No obstante, véase el caso de Finlandia como más claro exponente de que, el cursar una materia durante más horas no asegura un mejor rendimiento, pues en España, matemáticas se cursa más horas que en Finlandia, y para la desdicha de nuestro ministro Wert, ellos obtienen mejores puntuaciones en el PISA. Consideramos por ello que es un error darles tanta importancia a las materias troncales, sobre todo, porque ha de suponer un detrimento de otras enseñanzas como las artísticas y musicales. A día de hoy, esta materia es obligatoria en primaria (de 6 a 12 años), con al menos una hora semanal en cada curso. Con la reforma, pasará a ser optativa en competencia con una segunda lengua extranjera. Este golpe a las artes lo consideramos un aspecto muy negativo, pues éstas ayudan a desarrollar la creatividad además de ayudar a los alumnos en su aprendizaje tal y como revelan estudios. Si se quiere fomentar la creatividad tal y como en el currículo se establece de ningún modo se debería poner como una materia optativa.

Por otra parte, la LOMCE nos habla del tiempo del recreo, de las clases …, es por tanto que el horario no es tan abierto como en otros decretos anteriores, esto es positivo, puesto que las horas obligatorias lectivas ya están marcadas y todos los centros la tendrán igual, pero también tendrá cierta libertad el centro de implantar hasta 5 horas en alguna asignatura

También creemos correcto que de tres ciclos, se pase a dos tramos, y que cada uno de estos tramos se rijan por el mismo tutor, proporcionándoles así a los alumnos y al profesor más acercamiento. Esto es algo beneficioso para ambos, puesto que así se conocen más,  y así a la hora de solventar problemas o ver su progreso, es más fácil que si no se conociesen.
Por otro lado, consideramos como una involución que la religión se convierta en una asignatura que tenga el mismo valor en la nota final que las troncales, y que por tanto, cuente a la hora de pedir becas y conste en el expediente académico. Decía Cayo Lara sobre este aspecto, que aprender álgebra o la teoría de la evolución de las especies tendría el mismo valor que aprender religión y es que ciertamente estamos dando a la religión un peso que no ha de corresponderle, pues no entendemos que puede aportarnos esta materia que no pudiera hacerlo valores cívicos y sociales y desde un punto de vista objetivo evitando retroceder en el tiempo, cuando la religión se impartía en los colegios y ésta contaba con el mismo peso que las materias más importantes.

Las reválidas, desde nuestro punto de vista nos ofrecen algún aspecto positivo frente a otros tantos negativos. A nuestro parecer, esta medida resulta útil en cuanto a que podemos conocer las necesidades educativas específicas que nuestros alumnos pueden tener para tratar de satisfacerlas tras las pruebas. No obstante, ello debiera hacerse desde un contexto y ambiente de total normalidad, como un examen más, y, por tanto, no consideramos oportuno plantear estos exámenes como algo que ha de llevarse a cabo al final de curso, pues bien la observación directa o las pruebas que el docente creyera pertinentes podrían bastar para detectar estas necesidades, ahorrando así, el estrés académico a unos alumnos que aún son niños. Eso, sería pensando desde el punto de vista del alumno, por no mencionar el carácter real de estas pruebas, ya que aunque la reválida de tercero no haya que publicarla,  no ocurre así con la de sexto, en la cual, la publicación de los resultados no tiene más que un carácter de comparación con otros centros, lo cual, incrementa la competitividad e individualidad en los alumnos y ante esto, la posibilidad de que sexto se oriente únicamente a la realización de esta prueba como bien ocurrió en selectividad.

Por último, decir que la introducción de los estándares de aprendizaje es algo que beneficia a los docentes, nos permite distinguir entre lo que es prioritario y lo que es secundario en el aprendizaje de una determinada asignatura o también ayuda al docente a diseñar y proponer actividades planes de refuerzo con alumnos con dificultades a la hora de conseguir los objetivos o que necesitan apoyo educativo.

(2013). Cayo Lara lamenta que Wert "equipara saberse el Ave María con conocer álgebra" en la LOMCE. Recuperado de: http://www.europapress.es/comunitat-valenciana/noticia-cayo-lara-lamenta-wert-equipara-saberse-ave-maria-conocer-algebra-lomce-20130519145549.html

Aunión, J.A. (2013, 28 de Noviembre). Artes y filosofía pasan a segundo plano. El País. Madrid. Recuperado de: http://sociedad.elpais.com/sociedad/2013/11/26/actualidad/1385491452_200770.html

Sanmartin , O. R. (2013, 10 de Octubre).  Las claves de la ley Wert. El Mundo. Madrid. Recuperado de : http://www.elmundo.es/elmundo/2013/05/17/espana/1368813271.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario